TREBOLENSE HIZO HISTORIA Y LOGRO LA MAYOR GOLEADA EN UN CLASICO

Trebolense goleó 6 a 0 a El Expreso y logró el triunfo mas amplio de la historia en el clásico de El Trébol y la primera vez que un equipo de El Trébol le mete 6 tantos a su rival de siempre.

Los goles fueron convertidos por Alan Rodríguez de penal, dos goles de Gaspar Páez, uno en contra de Guillermo Fredes y dos de Fabián Benedek el día de su cumpleaños 22.

El primer tiempo se divide en dos partes. Los primeros 20 minutos que fueron parejos donde Trebolense se pudo arriba a través de un claro penal que Insfrán le cometió a Páez y Alan Rodríguez convirtió (Casañas estuvo en el banco). Iban apenas 7 minutos pero el partido era de ida y vuelta, incluso con algún predominio del visitante.

El Pato Martínez planteó un partido inteligente que se contrastó con lo que se vio del verde ya que no se entendió demasiado el hecho de cambiar algunos puestos como por ejemplo sacar de la “cueva” a Pedro Fredes y ponerlo de volante. Pero además Trebolense tuvo muchísima dinámica en el sector ofensivo con un gran partido de Matías Venturi en el juego “sucio”, Gaspar Páez la rompió y el segundo tiempo de Benedek fue directamente consagratorio.

El Expreso insinuaba por intermedio de Elías González que complicaba a Lobos pero se veía que Trebolense estaba preparado para la contra. Venturi peleó y ganó entre los centrales del verde y asistió a Paez para que la empuje al gol. Iban 22 y se terminó el partido. Porque Lombardo salvó de manera extraordinaria al celeste cuando Canario la empujó al gol que era el 1 – 2 pero esa salvada fue vital porque un par de minutos mas tarde Benedek asistió a Páez que definió notable para el 3 a 0. Y al ratito, todo en el primer tiempo, un blooper en el área verde: Corner, pelota a la deriva, la saca Bohíve y le rebota a Guille Fredes y se mete. 4 a 0, así terminó el primer tiempo.

Para la segunda parte Eduardo Poli hizo los tres cambios. Sacó a los hermanos Fredes y a Bohíve pero poco cambió. Trebolense con espacios hizo mucho daño. Benedek metió el 5 a 0 a los 8. Al ratito una agresión al asistente Norando presumió que todo se terminaba pero Norberto Moyano lo siguió. Hubo tiempo para el sexto de Benedek que incluso por poco no metió dos o tres goles más.

Fue 6 a 0, histórico e inapelable. Trebolense hizo un partido completito mientras que su rival quedó envuelto en muchas dudas que deberá resolver cuanto antes.