Mientras nos entusiasmamos con el refuerzo que llega o el que suena, imaginamos el 14 de Marzo comenzando la Liga, las pretemporadas avanzan, los infantiles comienzan a practicar, los dirigentes se desvelan por conseguir el dato del jugador que le falta, los entrenadores piden un nuevo jugador y la Liga ya sorteó el fixture, aún no hay una sola comunicación oficial que asegure que habrá fútbol y menos con espectadores. Al menos que se haya difundido.
Por ahí la Liga tiene el compromiso del Gobierno Provincial para el optimismo. Pero si hacemos un análisis crudo y despojado de nuestras sanas ganas de volver a la cancha, la cosa no parece tan clara. Acá 11 preguntas lógicas:

1 – ¿Por qué las Ligas tendrían preferencias por sobre el fútbol de AFA que aún no puede recibir público?
2 – ¿Cuál sería el argumento para avalar la vuelta del público a las canchas?
3 – ¿Qué pasa con una suba de casos de Covid cuando se lleven jugadas 3 o 4 fechas?
4 – ¿Quién garantiza sanitariamente que los jugadores que provienen de la Ciudades a cada semana no transporten el virus?
5 – ¿Habrá hisopados?
6 – ¿Se quedarán en los lugares donde jueguen sin volver a sus casas?
7 – ¿Se podrá jugar sin público?
8 – ¿Cuándo las Ligas tendrán en sus manos la autorización oficial y fehaciente que los habilite para jugar?
9 – ¿Qué comunicación tuvieron las Ligas con el Gobierno Provincial?
10 – ¿El fútbol menor también puede volver a jugar?
11 – ¿Y los amistosos?
12 – ¿Cómo se “arregla” a un jugador sin la certeza que se juegue el año deportivo?

Todas preguntas que tienen que tener una respuesta y a falta de menos de 2 meses parece mucho aún por resolver. Uno sabe que la Liga San Martín está trabajando mucho para destrabar la cosa y que se pueda jugar. Resulta al menos curioso que haya tanto revuelo de jugadores que van o vienen, de pretemporadas que comienzan, inversiones, acuerdos con jugadores y técnicos y todo lo que conlleva a una campaña de fútbol con el durísimo laburo de la dirigencia y aún no hay certezas, al menos públicas.

En lo que hay que ser claros es que tanto Liga, árbitros y clubes deberán estar muy preparados para cuando la orden llegue y no pasarnos medio año aguardando después. ¿Y si nunca llega?