¿QUE PASA CON EL FUTBOL INFANTIL?

Es mas difícil y mas fácil al mismo tiempo. Lo complicado es entender.

Por un lado hay mucha preocupación por la salud mental de los chicos, sin clases, sin deporte, sin competencia es bastante complejo el panorama, mas que nada para quienes ingresan a la adolescencia. Sin dudas que es esta parte de la salud a la que hay que considerar puesto que la pandemia, de momento, nos esquiva. Y es grave. Puertas adentro muchos padres lo saben.

Que vuelva el fútbol menor de manera oficial hoy parece una utopía y casi ni se discute, no parece ser un tema de debate como, por momentos, lo es el mayor. Sin el regreso de las clases hasta parece desubicado plantear la vuelta del fútbol menor. Por ahí y de manera oficial será difícil.

Lo que si se supone mas fácil es el juego de amistosos. Cuando se habiliten los entrenamientos normales o medianamente normales, ya se plantea la chance de jugar partidos para darle movimiento a los pibes y eso es bueno. Ayer decía el presidente de un club de la Liga: “Es demasiado tiempo que los chicos esperen hasta el año que viene”. La competencia por puntos pasa a un segundo plano. Va a ser importante que jueguen. Incluso con torneos amistosos dentro de sus propios clubes.

Después discutimos que pasa con las edades y las categorías que no jugaron de momento. Hoy se debe privilegiar la salud. La pandemia de Covid-19 y sus secuelas colaterales.