Si bien todo será cuestión de resolver primero los entrenamientos (Desde el 7 de septiembre están habilitados) y su protocolo, luego generar una fecha de regreso a la competencia (Se dice mediados de Octubre)  y su respectivo protocolo (¿Sin público?) y después ver como se puede jugar.

La idea es hacer un torneo que no sea oficial aunque con las características estructurales de un torneo normal (Arbitros, policía, tribunal de penas, etc.). En todas las poblaciones del departamento la recepción a la Liga fue muy buena y en todas las localidades se mostraron receptivos de la idea. Los clubes no se pronunciaron pero algunos esperarían al año que viene ya que oficialmente no puede caberle ninguna sanción.

Es decir que sería un torneo cortísimo (45 a 60 días) con diagrama a definir de acuerdo a la cantidad de participantes, con refuerzos que tendrán que hacer una cuarentena de 14 días si provienen de grandes ciudades o lugares con circulación comunitaria (Se jugará con casi todos locales) y las categorías serían primera y reserva (Amistosos de inferiores a convenir protocolarmene).

Todos se deberán ajustar a los costos, jugadores, árbitros, policías, técnicos, Liga, etc…

Y lo mas importante: NO DEBEN APARECER CASOS DE COVID EN EL DEPARTAMENTO…