A mediados de agosto, quizás antes, se va a recibir la autorización para entrenar. Será por etapas y con un protocolo muy estricto. Se sabe.

Lo que va a pasar es que los clubes, posiblemente, comiencen a aspirar competir y es lógico. La pregunta es si las ligas están listas para debatir el retorno de la  actividad. Que no pase que nos autorizan y no sepamos para donde disparar.  Que no nos agarre improvisando y cometiendo errores graves.

Estamos en el momento de coordinar, consultar y ganar tiempo. ¿No les parece?