Jorge Meynet logró en 1992 un inolvidable testimonio de Diego donde el 10, saludó a la Ciudad de El Trébol.