Gianfranco Rivarolo dejó de ser jugador de Atlético Sastre. Todo fue muy rápido. Este jueves se le presentó la posibilidad de jugar en el ascenso italiano y el joven oriundo de Jovita tomó la decisión de continuar su futuro en el viejo continente. El viernes se despidió del plantel y el 24 viajará a Roma para incorporarse a su nuevo club, el Campagnola Calcio para disputar el Campeonato Eccellenza.

“El jueves por la mañana me llegó la oferta, lo hablé con mi familia. Después con el cuerpo técnico y con los directivos. Ellos me apoyaron en un 100 por ciento. No terminar el objetivo que me había planteado en un primer momento me duele, no es bueno dejar a mitad de camino. Por eso lo hable con la gente del club. Pero por suerte desde mis compañeros, la gente del club, el cuerpo técnico y los directivos me apoyaron, me entendieron y me dieron los mejores concejos para que aproveche la oportunidad”, destacó el volante en diálogo con El Tablón Deportivo.

El volante le comunicó a la Comisión Directiva y al entrenador, Oscar Caloni, la oferta que se le había presentado. Y sin oposición de ninguna de las partes, entre todos tomaron la decisión de darle vuelo al futuro profesional del joven. “Es una oportunidad que quiero aprovechar. En dos semanas tengo pensado viajar. Momentáneamente voy a Roma, después a rende. Ahí me instalo en la casa de un representante y comenzare con los papeles para sumarme al equipo”, sostuvo el joven cordobés.

“En Sastre conocí grandes personas, me llevo el mejor de los recuerdos”, remarcó y agregó que no duda que Atlético Sastre logrará el campeonato. “No tengo dudas que los chicos van a lograr el objetivo. En estas fechas jugadas quedó demostrado el gran grupo”.

Rivarolo había llegado en esta temporada como una de las nuevas incorporaciones para reforzar a la Academia. Con un paso en liga San Martín por Atlético San Jorge y San Martín de Carlos Pellegrini, el volante proveniente de Atenas de Río IV fue titular en casi todos los partidos que jugó la AKD. Gentileza: El Tablón Deportivo.