Turco vuelve a Americano

En el 2015, Americano fue subcampeón con una notable campaña durante el año. Solventada en buenos rendimientos individuales y un grupo de jugadores que tuvieron puntos muy altos. Entre ellos, el arquero oriundo de María Juana, Damián Turco. Fue por eso que rápidos de movimientos, desde el club Polanco se movieron para este 2017 y volvieron a buscar los servicios del “1”.

Ya dada su salida de Trebolense, donde fue a pedido de Conigliaro este último año, Turco acordó de palabra su llegada al club de Carlos Pellegrini donde la semana próxima estará seguramente firmando oficialmente su contrato. Vale recordar que Americano aún no tiene técnico confirmado pero sí empieza a mover su plantilla: “Mi salida de Trebolense fue por una decisión que me expresó Marcos Conigliaro que la dirigencia decidió invertir en divisiones inferiores y recortar presupuesto de primera división“, nos comenta a cerca de su paso por el club de El Trébol donde varios jugadores más tuvieron igual destino como es de público conocimiento.

Consultado por este medio, el portero que también supo vestir los colores de  San Jorge, Atlético Sastre, Juventud Unida, Atl. María Juana, Santa Clara de Saguier y Peñarol de Rafaela nos contó al respecto: “Nuevamente me puse en contacto con la dirigencia de Americano, a los cuales le estoy muy agradecido y llegamos a un acuerdo de palabra por el momento y que se concretará sin mediar inconvenientes en esta semana o la que viene“.  Convencido de sus objetivos y sabiendo que dejó una  imagen positiva, su regreso al club será mejorar lo hecho: ” Llego con expectativas muy buenas y por supuesto con ganas de lograr cosas importantes“.

Damián tuvo una suspensión grande lo que lo alejó en las últimas fechas del torneo 2016 (expulsado frente a Susanense en la fecha 3 del clausura).  Doce fechas fue la que recibió del Tribunal  y aún tendrá 4 más por cumplir de no mediar alguna amnistía que no se descarta, si bien es para jugadores que recibieron hasta 4 fechas. Mientras tanto, Turco viene padeciendo este parate: “Fue muy raro estar tanto tiempo sin jugar ya que fue la primera vez que me sucede esto. Es una mezcla de bronca, impotencia y ganas de pisar la cancha. Pero creo que de estas cosas se aprende. Por supuesto los que más sufren es la familia que tiene que bancar estas cosas. Gracias a dios siempre están“, cierra el destacado arquero.

Por lo pronto, Americano ya tiene asegurado a un gran jugador y mejor persona que seguramente podrá lucirse cuando regrese a ponerse los guantes y hacer lo que mejor sabe.