A los 4 minutos del primer tiempo del partido entre Barraca de Arsmtrons y Correa, local este último, el arquero suplente del equipo de Barraca, Matías Durán agredió al juez asistente Marcelo Pereyra de manera brutal aplicándole un golpe de puño y luego la siguió cuando el asistente estaba en el suelo.

El colegiado tuvo que ser hospitalizado en Cañada de Gómez y por supuesto que el árbitro Lucas González suspendió el partido.