TODA LA ACTUALIDAD 

Los dirigentes del Albo se movieron desde temprano y, a diferencia del año pasado donde hasta se dudó de la participación, esta temporada se trabajó prolijamente y está todo aceitado para el comienzo del torneo.


Las novedades principales pasan por la continuidad en el club de Adrián De León y Emanuel Crocce, la dupla que llegó a mediados del año pasado y mostró condiciones de un nivel superior en las canchas liguistas. De hecho, De León ( con pasado en primera en Rosario Central) tiene igual cantidad de goles que de partidos jugados y Crocce demostró cualidades extraordinarias y casi se va a jugar al fútbol boliviano.

A ellos, se le suma el regreso de Rodrigo Lucero (que había ido a mitad de año a préstamo a Sarmiento de Noettinger) y la incorporación de Sebastián Ferreyra (volante zurdo que puede jugar como volante central o el flanco izquierdo), quien fue contactado por el Pocho De León. También ya está nuevamente en club que lo vio campeonar Pedro Arber (2016 en Juventud Unida). El resto del plantel será el mismo que el año pasado incluyendo a Maxi Laurenti en el arco.

Las únicas bajas para el equipo de Ulises Mansilla son Néstor Dell Orto, ya que el volante emigró al Williams Kemmis de Las Rosas de Poli y dejó la actividad Marcelo Argañaraz. El profe Mario Alba está muy conforme con el trabajo físico que se viene realizando, incluso casi con la totalidad del plantel ya que los jugadores que se encuentran viviendo en Rosario pudieron estar en estas semanas, mientras tanto se esperan los primeros movimientos de pelota con partidos amistosos para los próximos días.