TREBOLENSE CLASIFICADO POR PENALES

Increíble. El fútbol tiene detalles novelescos que ni el mejor guionista podría imaginar. En la ida el celeste de Conigliaro había ganado bien y con una diferencia de tres goles que le daba mucha tranquilidad para jugar la revancha con San Martín. Tenía que perder por 3 goles para ir a penales o por mas para no clasificar a la Copa de Santa Fe. Y fue con esa ventaja a jugar al Parque Sanmartinense.

San Martín había caído con un resultado demasiado largo para lo que fue el partido y la clasificación sonaba utópica. O casi…

A los 5′ minutos un gran centro de González, mejor cabezazo de Carnero que sorprendió a Fidalgo para la apertura del marcador. Era lo que necesitaba el rojinegro, anoche vestido de naranja. En el medio un arbitraje decepcionante de Eduardo López que amonestó por doquier y expulsó mal a Suárez primero y a Cansina un rato mas tarde. Amonestó a Carnero por una supuesta agresión donde claramente si vio la agresión debió expulsar y si no pasó nada no debió sacarle ninguna tarjeta.

A los 35′ de ese primer tiempo Carlanga Rodríguez hizo una genialidad y le sirvió el segundo a Herrera. 2 a 0 en el primer tiempo, hasta ahí con uno mas en cancha. El segundo tiempo nació con el tercero de San Martín. Cappellino hizo una maniobra entrando al área y definió ante el arquero por entre las piernas. Allí nació otro partido ya que en el global estaban igualados 3 a 3.

Igual San Martín siempre se mostró mas ambicioso con un gran partido del 10, siempre inquietante Cappellino y el resto acompañando con actitud y juego. Trebolense? Casi nada. Y llegó el cuarto. Otra falla defensiva del celeste, un choque en el área y López que vio penal. Cappellino con un remate fuerte al medio decretó el primer milagro: San Martín daba vuelta la serie con tremendo espíritu, gran orden y mucho juego. 4 a 0 en la noche y 4 a 3 en el global.

Salió Rodríguez con una molestia, salió Cappellino y en Trebolense ingresó Desumvila. Cambios que cambiaron porque Trebolense fue otro presionando mas arriba y San Martín retrocedió algunos metros. Una gran corrida de Desumvila pasó al ladito del palo de MOntiel y llegó el segundo milagro: Centro al área, un despeje corto que le quedó a Benedek quién apiló dos rivales y sacó un remate de 20 metros que infló la red por la violencia. 4 a 1 y a los penales. Ver para creer. Al ratito el juez expulsó bien al debutante Ñañez por segunda amarilla.

Así las cosas, de tanto ir y venir, se llevó a los penales. Infalibles todos (Campos, Vannay, Desumvila, Espinoza, Verbena y Fértoli para Trebolense, Nico Lépore, Herrera, José Gorosito, Bagnera y Salvador Lépore  en San Martín) hasta que Fidalgo se mandó un atajadón en el penal que parteó Carnero. Y ganó Trebolense, a pesar de perder 4 a 1. Y festejó el celeste que resurgió cuando nadie lo esperaba. Como San Martín que lo dio vuelta cuando pocos lo imaginaban. Quedará en el recuerdo. Uno tenía que pasar y fue Trebolense.