Siguiendo con la historia de los >Mundiales, vamos al segundo jugado. Esta vez en Italia:

Textos, recopilación de datos y producción: Gilberto Bonelli

ITALIA 1934

El primer campeonato del mundo jugado en Europa tuvo un alto contenido político puesto que fue en el apogeo del Fascismo y una clara intención de Benito Mussolini de generar con el evento una gran propaganda política para el Partido Nacional Fascista. Mussolini ya estaba presionando a los directivos de deportes italiano y al entrenador Vittorio Pozzo para ganar la Copa, incluso antes de que le sea otorgada la organización.

 

La sede

Italia consiguió ganar la organización del primer mundial de la historia en Europa en el XXI Congreso anual de FIFA celebrado en Estocolmo en Octubre de 1932. Su competidor mas férreo fue Suecia y en menor medida Alemania pero la infraestructura italiana y la propuesta de jugar el Mundial en 8 sedes diferentes hizo que luego de un profundo debate, Italia gane la votación. El Mundial se jugó desde el 27 de Mayo hasta el 10 de Junio. Las ciudades que albergaron el Mundial fueron: Bolonia, Florencia, Génova, Milán, Nápoles, Roma (sede de la final), Turín y Trieste.

 

La inscripción

Para este mundial hubo mayor expectativa y en la inscripción previa hubo 32 Selecciones por lo que hubo que realizar una fase clasificatoria previa. Así quedaron dispuestos los 16 países de los cuáles 11 fueron europeos, 2 sudamericanos, un norteamericano y un africano mas el anfitrión.

 

PAISES PARTICIPANTES

ITALIA

CHECOSLOVAQUIA

ALEMANIA

ESPAÑA

BRASIL

EGIPTO

ESTADOS UNIDOS

ARGENTINA

RUMANIA

BELGICA

HOLANDA (PAISES BAJOS)

SUECIA

SUIZA

HUNGRIA

AUSTRIA

FRANCIA

 

Curiosidades de la clasificación al Mundial 1934

El único campeón ausente: Uruguay no concurrió al Mundial en represalia porque los italianos no habían concurrido a su mundial 4 años antes. De esta forma se convirtió, hasta ahora, en el único país de la historia Campeón del Mundo en no participar del siguiente Mundial.

 

Todos a buscar su clasificación

Ni siquiera Italia se clasificó directamente. Todos debieron jugar una serie ida y vuelta y la “azzurra” se enfrentó a Grecia a quién venció en la ida 4 a 0. La vuelta no se jugó por acuerdo de clubes y los italianos entraron al su mundial.

 

Entrar 2 días antes

Estados Unidos y México debían definir al clasificado al Mundial Italia 1934. Como no hubo acuerdo de como hacerlo, la FIFA organizó un desempate en Roma 48 horas antes del debut en el Mundial para el ganador del partido. Estados Unidos derrotó a México 4 a 2 y se metió en el Mundial.

 

Argentina y Brasil directo

Como Uruguay no se inscribió para jugar el Mundial y Chile se bajó de la posibilidad de clasificar, Argentina y Brasil entraron directo. Pero en los últimos días la Federación Argentina de Football recibió la negativa de los clubes para ceder a sus jugadores y entonces renunció. Fue invitado Chile que no aceptó y al final Argentina terminó aceptando viajar con todos jugadores aficionados.

 

Goleada española

En las eliminatorias, España le ganó 9 a 0 a Portugal en la ida. La vuelta no se jugó y los españoles avanzaron a la fase final de la Copa del Mundo.

Eliminatoria africana

Egipto y Jordania jugaron una eliminatoria a un solo partido para dirimir el clasificado al Mundial. Ganó Egipto 2 a 0 y en el equipo Jordano había 9 ingleses, un árabe y un judío.

Sin Británicos

Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda no participaron del Mundial porque prefirieron quedarse a jugar la Copa de la Corona Británica.

EL FORMATO

El Mundial de Italia se jugó a eliminación simple, el que ganaba pasa de de fase y el perdedor quedaba eliminado. En caso de empate se jugaban 30 minutos extras y si volvía a terminar igualado se jugaba un nuevo partido al día siguiente.

Octavos de final

No hubo un partido inaugural puesto que los 8 partidos de Octavos se jugaron de manera simultánea el día 27 de Mayo. Italia jugó con Estados Unidos en Roma y se aprovechó que el elenco americano había jugado un puñado de horas antes con México para ver quien entraba al Mundial. Italia ganó 7 a 1.

Austria era uno de los equipos mas fuertes del momento al punto que venía invicto desde 1931 En su debut sufrió pero le ganó en tiempo extra a Francia por 3 a 2. Checoslovaquia era otra de las grandes promesas para pelear el título. En su presentación e ganó a 2 a 1 a Rumania y Hungría se llevó su partido con Egipto por 4 a 2. Suiza le ganó a Holanda 3 a 2 con un doblete de Kielhozd, un delantero que jugaba con lentes.

Brasil perdió claramente con España por 3 a 1 mientras que Argentina no pudo con Suecia y cayó por 3 a 2 quedando eliminados todos los equipos no europeos de la competición.

Cuartos de final

El 31 de Mayo de 1934 jugaron en Firenze, Italia y España e igualaron 1 a 1. Se jugó la prórroga pero no se sacaron ventajas por lo que debieron volver a jugar 24 horas mas tarde. Como no había sustituciones, había que tener muy en cuenta a quienes el entrenador hacía ingresar al campo. España reemplazó para el segundo partido, a 7 jugadores, incluyendo al mítico arquero Ricardo Zamora con 2 costillas rotas.

Ganó Italia 1 a 0 en un partido polémico y muy protestado por España. El gol fue de Giusseppe Meazza.

Austria le ganó apretadamente 2 a 1 a Hungría donde los húngaros terminaron con 8 jugadores por diversas lesiones. Alemania le ganó 2 a 1 a Suecia mientras que Checoslovaquia derrotaba en el Estadio Nacional Benito Mussolini de Turín por 3 a 2 a Suiza.

Las semifinales

En semifinales Italia jugó con Austria en Milán. Al equipo austríaco le faltó su gran figura por lesión y los locales ganaron 1 a 0 con gol del argentino nacionalizado Enrique Guaita. En la otra semi Checoslovaquia derrotó claramente 3 a 1 a Alemania dando muestras de su gran juego.

El Mundial del “Il Duce·

Hacía 12 años que el Partido Nacional Fascista Gobernaba Italia. Benito Mussolini, su líder, estaba convencido que el Mundial era una puerta enorme para mostrar al mundo los logros de su Gobierno.

Mussolini era un “adelantado” a su época. El fútbol se estaba esparciendo por todo el mundo de una manera vigorosa. El oportunismo de Mussolini comenzó cuando antes de la designación de Uruguay 1930 quiso llevar el torneo ecuménico a su tierra. Se dice que no fueron pocas las presiones ejercidas a Suecia para que declinase su candidatura y a la FIFA no le quedó otra alternativa que darle la organización a Italia. Claro, se habla que en 1930, la FIFA “negoció con Italia para darle a Uruguay a favor de otorgar el del 1934 a Mussolini.

Mussolini muy rápido de reflejos convenció a 4 argentinos (Monti de San Lorenzo), Demaría (De Gimnasia), Guaita (De Estudiantes) y Raimundo Orsi (De Independiente) y a un brasileño a jugar para la Azzurra. Los nacionalizó y los puso a disposición del entrenador Vittorio Pozzo. Pero eso era apenas un comienzo. La orden del dictador era ganar o morir y una eventual derrota de Italia en el Mundial se pagaría con vidas.

A pesar de las recomendaciones de FIFA, el régimen italiano repletó el país y mas que nada los estadios de propaganda fascista, obligó a los jugadores a realizar el saludo fascista en cada encuentro, llenó los estadios de soldados camisas negras a manera de amenaza y en cada confrontación del equipo itálico llenó de jerarcas de la dictadura el centro de la escena. A esto le siguieron amenazas a jugadores propios y a rivales antes y durante los partidos. Italia debía ganar el Mundial de 1934.

LA FINAL

Se jugó en Roma el 10 de Junio de 1934. Los medios italianos eran muy cautos ante la gran propuesta futbolística de Checoslovaquia que sobre los 26 del segundo tiempo se puso arriba 1 a 0. Sobre los 35 llegó el empate de Raimundo Orsi y en la prórroga Schiavo le dio el título a Italia. Por el tercer puesto, Alemania le ganó 3 a 2 a Austria.

Curiosidades del Mundial Italia 1934

Arbitro suspendido a perpetuidad

El árbitro Suizo René Mercet fue suspendido de por vida por su federación por su irregular desempeño en el triunfo de Italia frente a España donde le anuló dos goles a los ibéricos y le otorgó uno muy dudoso a los locales.

La frase del Mundial

La dijo el argentino Luis Monti muchos años después pero inmortalizó lo que pasaba con el fútbol por aquellos años. Monti jugó para Argentina en el Mundial de 1930 y para Italia en 1934. Con Argentina perdió contra Uruguay pero con Italia fue campeón: “En la final de 1930 nos mataban si ganábamos, en 1934 nos mataban si perdíamos”

Mussolini reconoció a los campeones

Benito Mussolini declaró a los campeones italianos como “Comendadores del mérito deportivo”, una distinción altísima para ese momento. Se dice que en el discurso previo al partido final había insinuado que les mataría sino ganaban.

Estadio destruido por las bombas

En Estadio de Nápoles fue usado para el Mundial aunque 12 años mas tarde fue bombardeado por los aliados en la segunda guerra mundial y quedó destruido.

El saludo arbitral

Sorprendió al mundo que el árbitro de la final, el sueco Ivan Eklind hizo el saludo fascista a Mussolini antes del sorteo inicial del partido definitorio.

Entrega de premios

Cuando finalizó el partido decisivo que Italia le ganó a Checoslovaquia, ingresaron al estadio los finalistas y Alemania que terminó tercera. Recibieron sus medallas y además Il Duce le entregó al capitán italiano Giampiero Combi, una Copa 6 veces más grandes que la que entregó la FIFA de manos de su Presidente Julet Rimes y un pago de más de 1500 dólares a cada jugador italiano campeón.

Bandera Nazi

En esa entrega de premios ondeó la bandera italiana con las particularidades del régimen fascista, la de Checoslovaquia, la tradicional alemana y la bandera del Partido Nacionalsocialista.

La vestimenta

Por primera vez se jugó con camiseta en remeras de escotes en V. Además, el arquero italiano Giampiero Combi jugaba con un cinto de cuero y una hebilla metálica.