“En Trebolense, los dirigentes me faltaron el respeto como persona y como jugador”

CASAÑAS HABLO DE TODO

Franco Casañas fue noticia el finde por su gran actuación, incluyendo dos goles, en la eliminatoria de Sastre con Libertad de Sunchales. El goleador, en el programa Región Fútbol de Canal 2 de El Trébol habló de todo y dejó estos conceptos:

“Muy feliz en Sastre, la verdad que es un grupo muy bueno con una mística muy especial”.

“Por supuesto que es un esfuerzo ir todos los días a entrenar a Sastre, pero lo hago con gusto porque nos tratan muy bien, tanto los chicos del club como los dirigentes y los hinchas. Muy contentos del momento que estamos pasando”.

“A fines del año pasado un compañero me comentó que no me iban a tener en cuenta en Trebolense. Por eso fui a una reunión de Comisión Directiva con un familiar para tenerlo de testigo pero nadie me dijo nada, ni que me iban a tener en cuenta ni que me iba a tener que ir. Lo único que les pedí fue que no pongan un precio caro al préstamo”.

“Me faltaron el respeto como jugador y como persona, me boludearon y eso a mi no me gusta”

“Me avisaron que empiece a entrenar diez días después de haber empezado la pretemporada”.

“No soy conflictivo, no faltaba a entrenar, nunca tuve un problema con un compañero, la única vez que discutí en Trebolense fue con Stielhik porque no me dejaba patear los tiro libre”.

“No me sentaría a tomar un café con ningún dirigente de Trebolense”.

“A fin de año tengo que volver porque el pase es de Trebolense, no se que pasará el año que viene”.

“Yo le doy las gracias a los hinchas de Trebolense (Se emociona…), ellos siempre me trataron muy bien, en las redes sociales, en la calle me paran, me mandan mensajes…, la verdad que no tengo palabras y no se si merezco tanto”

“Me alegra lo del Ale (Suárez) porque es un gran pibe y un jugadorazo, igual que JUan (Lombardo), Lenta y todos los pibes. Le pido a los dirigentes que banquen a Martín Boasso que labura muy bien”

“No estoy enojado porque estoy viviendo un momento único en Sastre”

“Lo único que yo quería es que los dirigentes me vayan de frente y no por atrás”

“Me quedan tres o cuatro años de carrera, yo cuando le vendí el pase a Trebolense era para retirarme acá, pero los dirigentes no me dejaron”