Damián Suárez dejó de ser el entrenador de General San Martín. El lunes por la noche la sub comisión de fútbol le comunicó al “Pucara” que quedaba desvinculado de su cargo y, de esta manera, se convirtió en el cuarto entrenador que deja un banco de suplentes en lo que va de la temporada.

Al menos por ésta semana la conducción del plantel (primera y reserva) quedó a cargo del cuerpo técnico de divisiones inferiores; Baltazar Vagliente (DT) y Manuel Ischer (PF). El General se mantiene con chances de clasificar a los play off y en el tramo final de la competencia liguista debe enfrentar a:

fecha N° 13, visita a Deportivo Mitre (lunes por la tarde)

fecha N° 14, recibe a San Jorge

fecha N° 15, visita a Atlético Sastre.


EL DATO

El Apertura se llevó puesto a un nuevo técnico. Primero fue Ignacio Meinero de El Expreso. Luego la víctima fue Ulises Mansilla en Piamonte. Ahora Damián Suárez en General, y en el medio se había producido la salida de Fernando Clementz en Americano. Los tres primeros fueron despedidos de su cargo, el último decidió alejarse del Polanco para continuar su futuro en Villa Dálmine – Nacional B -.


ENTREVISTA

“Nunca me insinuaron nada. Me agarró por sorpresa porque habíamos estado hablando de refuerzos para el próximo torneo y hasta dialogamos de las chances para adelantar el partido ante Deportivo Mitre para este viernes”, le contó a Radio Cronos FM 107.1 (Sastre).

El “Púcara” había llegado a principios de año para hacerse cargo del plantel, pero en la recta final de la fase regular del Apertura la dirigencia decidió cortar el vínculo. “Primero nos reunimos para hablar del futuro. Después la comisión se juntó con los jugadores y tras ese encuentro nos comunicaron a mi y a Néstor Garcilazo que ya no estábamos al frente del equipo”, sostuvo sorprendido Suárez.

El ex goleador de La Emilia raitificó la sorpresa que le causó el despido y analizó el presente que tiene General en el torneo. “Se habló hasta que podíamos pasar vergüenza porque el plantel era muy corto. Sumado a eso, en las prácticas éramos 12 o 15, entonces era difícil trabajar así. A pesar de todo estábamos en una posición de clasificación. Es más, si sacábamos un buen resultado ante Deportivo Mitre el lunes quedábamos muy cerca de cerrar la clasificación”.

El ahora ex DT de General despegó a los dirigentes de su desvinculación y señaló al plantel como el fusible que desencadenó el cortocircuito. “El lunes a la noche me llamaron y me dijeron que hubo una reunión con los jugadores y decidieron terminar el vínculo. Entonces es evidente que el despido viene pon el lado del plantel y no de la comisión”.

Suárez aseguró no haber tenido ningún cruce con el plantel a lo largo de su proceso y hasta destacó el papel que venía haciendo el equipo en la temporada. “El que me conoce sabe que soy abierto, que se puede hablar conmigo. Habíamos hecho una buena imagen en la Copa Santa Fe, le habíamos ganado a San Martín y el clásico. Estábamos en posición de clasificación”, reiteró.