Anoche se confirmó que el cuerpo hallado en el avión es el de Emiliano Sala. A 67 metros de profundidad y a 40 kilómetros de la isla mas cercana el Piper Malibú que trasladaba al ex jugador del Juventud Guadalupe se pudo localizar a Emiliano.

No queda mucho por decir mas que acoplarnos al dolor y la tristeza del mundo del fútbol que hoy cierra una página de las mas tristes y conmovedoras de la historia.

Solo pedir por su familia, el eterno descanso de este gran guerrero, pedir por sus amigos y poco mas de una tragedia que no tiene explicación posible.

Que se haga justicia con los responsables, que no nos olvidemos de este gran chico que perdió la vida en medio de su sueño de jugar al fútbol profesional pero mas que nada que nunca olvidemos a ese gran 9 que anted y siempre fue una gran persona.